Logra que un espacio se vea más grande y luminoso - Proyectos e ideas | Sodimac.com.mx

Logra que un espacio se vea más grande y luminoso

Grado de dificultad: Medio | Tiempo de ejecución: 10+ Horas


En diseño se usa la jerarquía para definir la importancia de los elementos que hay en un espacio, según sus tamaños, la situación en que se disponen y el contorno en que se ubican. Aplicando este concepto se puede hacer que un espacio se vea más amplio, más luminoso, más angosto, o como en este caso lograr que un living comedor, parezca más grande.


Paso 1 - Elegir el color de los muros

La pintura de los muros es el primer elemento que puede ayudar a mejorar un espacio. En habitaciones grandes es útil generar contraste entre colores, ya que ayudan a delimitar zonas, pero en espacios pequeños hay que bajar la intensidad de los tonos. Una opción es elegir un color básico y utilizarlo en diferentes intensidades, por ejemplo un violeta más fuerte en uno de los muros laterales, en la pared del fondo un tono más claro para ayudar a la profundidad del espacio, y en el cielo la misma paleta de colores pero siempre el más claro para aportar a la altura del espacio. Otra alternativa para espacios pequeños es pintar de blanco el muro del fondo y el cielo, pero en el muro principal un verde Nilo de baja intensidad, casi pastel. Si se usa el mismo tono pero más intenso, se crearía un espacio visualmente más recargado y angosto, por eso es importante usar colores de baja intensidad. Con esto se logra un espacio cálido, acogedor y más amplio.

Rodillos

Para pintar los muros de ladrillo se usó un rodillo de pelo corto y fibra termofusionada, apta para todo tipo de pinturas y superficies.

Paso 2 - Pintar los muros

Para definir el paso a paso en la aplicación de la pintura es determinante conocer el estado de los muros. Si tienen un color claro, con la pintura anterior en buen estado sólo basta con una limpieza de las paredes con un paño seco y la aplicación de 2 manos de pintura de agua. Si los muros están en malas condiciones, con la pintura descarapelada, será necesario raspar, poner pasta de muro y lijar.
Antes de pintar, aplicar un sellador, esté ayudará a mejorar la adherencia de la pintura. Si el color antiguo de los muros es muy intenso, y se aplicarán tonos más claros, hay que poner primero un corrector de color, puede ser un sellador de tono gris o una pintura de primera capa. El gris ayuda a neutralizar los colores base para que no se traspasen en los tonos definitivos.

Paso 3 - Elegir color del piso

Cuando la habitación tiene poca luz se recomienda usar pisos claros, porque se creará un ambiente más fresco, luminoso y los muebles no se verán tan pesados. Por el contrario los pisos oscuros se recomiendan para espacios muy luminosos. Aportan un carácter elegante y sofisticado, cobrando protagonismo en la decoración, pero soportan una menor carga de elementos y colores añadidos al ambiente.

Piso laminado

Las tablas de este piso tienen un tono claro, con texturas de maderas un tanto envejecidas. Su espesor es de 8 mm, indicado para un tráfico intenso, ideal para comedor, sala de estar o dormitorio. Su capa superficial tiene protección contra los rayos UV por lo que es muy indicado para poner cerca de ventanales que reciben mucha luz.

Paso 4 - Evaluar la disposición del piso

La disposición es muy importante para ayudar a la amplitud visual, y tiene que elegirse según la forma de la habitación. En casos de espacio alargados, lo más recomendable es hacerlo de forma transversal, porque se ve más ancho, y así también se necesitarán menos cortes y las tablas quedarán bien trabadas. Otra opción, sobre todo recomendada para espacios más anchos que largos, es poner las tablas de forma longitudinal, esto genera mayor profundidad en los espacios.

En espacios cuadrados o semi cuadrados se aconseja una instalación en diagonal, generando con la trama ángulos de 45º, esto haría que el espacio luzca más grande, ya que las diagonales son más largas que las rectas.

Paso 5 - Instalar el piso

Usa una espuma niveladora, ya que además de aislar el ruido y frío permite corregir las imperfecciones del piso anterior.

El piso laminado se puede instalar sobre cerámica, madera, radier, fléxit o vinílico. La superficie donde se instale el piso laminado debe estar nivelada, seca, firme y limpia.

Espuma niveladora

Es una espuma de alta densidad indicada para pisos laminados y de ingeniería de instalación flotante. Es una importante barrera contra la humedad y amortiguación, además, impide el sonido por el uso y tiene propiedad adherente.